• C/Sant Antoni Abat 10, 08001 Barcelona
  • 93 329 74 28  info@puntdereferencia.org
  • C/Sant Antoni Abat 10, 08001 Barcelona
  • 93 329 74 28

Hablamos de mujeres migradas y extuteladas en el segundo ‘Berenar a Punt’

El día 27 de marzo se encontraban copartiendo mesa Josefina Sala, Departamento de Pedagogía Sistemática y Social (UAB) y miembro del grupo de investigación en infancia y adolescencia en riesgo social IARS (UAB), Núria Pàmies, Secretaria del Consejo municipal de Migraciones de Barcelona, Rosa Codina, Coordinadora Territorial de Barcelona del Institut Català de les Dones, Aurora Rovira y Teresa Gil, voluntarias en el proyecto Referentes de Punt de Referència y Rita Grané y Berta Roig del equipo de Punt de Referència.

 

De izquierda a derecha: Josefina Sala, Rosa Codina, Teresa Gil, Aurora Rovira, Rita Grané y Núria Pàmies

 

Todas ellas estuvieron interesadas en venir a aportar su experiencia y aprender sobre la situación de las mujeres migradas y extuteladas, el tema propuesto para este segundo encuentro del espacio El Berenar, a Punt. La mayoría de chicas que participan en los proyectos de Punt de Referència han tenido una trayectoria vital que las sitúa lejos de las que suelen vivir los chicos, que continúan siendo el gran parte de las personas atendidas por la entidad. En esta mesa nos hemos preguntado de qué manera podemos dar respuesta a las necesidades específicas de las chicas.

Las estadísticas confirman que las chicas conforman un 13,41% de las llegadas de jóvenes (datos del 2019 de ASJTET) y planteamos a la mesa si es por este motivo que las jóvenes son menos visibles en el trabajo que las entidades hacemos por el colectivo. Para responder a estas preguntas, Josefina nos lleva a la raíz de les diferencias entre géneros: el momento de la migración. Opina que la mayoría de chicos emprenden un proceso migratorio consensuado con la familia y con un objetivo concreto en el país de llegada, mientras que ellas a menudo dejan su país huyendo de situaciones de violencia. El riesgo de estas chicas de caer en casos de trata es elevado, hecho que explicaría un ‘efecto de desaparición’ de chicas en este proceso migratorio. Rosa atribuye también la falta de visibilidad de las chicas migradas y extuteladas dentro la invisibilidad global de la mujer.

Conseguir los objetivos que se proponían en el país de llegada es una lucha muy complicada para todos los y las jóvenes que aquí emprenden cada un/a de ellos caminos diversos. Aurora, que es mentora de una chica en el proyecto Referentes explica que no es casual que mientras ellas suelen tener la prioridad de la búsqueda de trabajo, a ellas les nace la voluntad de generar un vínculo humano, que se suele reflejar en encontrar una pareja o tener hijos. Núria reafirma esta visión y añade que el peso de la cultura en los diversos países, los patrones y modelos de familia, los referentes de género con los que crecemos las hacen proyectar su futuro en una maternidad idealizada.

 

Como damos un buen acompañamiento a estas chicas? En aqueste punto álgido de la conversación y después de un intercambio de punto de vista se concluye que:

  • Hacen falta vínculos de confianza: En Punt de Referència hemos observado que la mentoría permite ir reparando las cargas que les chicas llevan encima a través de un vínculo que se va trabajando poco a poco. Aurora y Teresa han opinado que la mentoría ha incidido sobre la autoestima de las jóvenes en su participación en el proyecto de mentoria Referentes, porque les ha permitido abrirse con alguien que se sitúa fuera del circuito de profesionales que les atienden. A pesar de los buenos resultados, explican que al inicio a las chicas les resultaba difícil confiar en una persona nueva.

 

  • Un espacio entre iguales y tener referencias de otras jóvenes que hayan conseguido una trayectoria de vida positiva. Las dos voluntarias del proyecto Referentes (que también estuvieron presentes en el primer encuentro de mujeres de Punt en el marco del día de la mujer) proponen abrir un espacio grupal complementario al de la mentoría donde, mediante una actividad lúdica se pueda trabajar la parte emocional y el refuerzo de la autoestima de les chicas proporcionándoles referentes positivos. La propuesta de un espacio entre iguales ha sido aplaudida por el resto de la mesa.

 

  • Repensar la atención de la Administración para las jóvenes. En el debate se han puesto sobre la mesa situaciones que cronifican problemáticas para las chicas. Un ejemplo sería el hecho que una chica que ha sido tutelada, por ley, no dispondrá de la tutela de sus hijos. Rosa apunta que la administración debería resolver estas violencias que pueden ser injustas para las chicas y apunta que el Institut Català de les Dones pone al servicio de las jóvenes un espacio de atención psicológica y de soporte a las mujeres que lo necesitan.

 

Una vez mas quedamos muy agradecidas de compartir este espacio de intercambio de visiones y nos las llevamos todas para a tenerlas en cuenta en la intervención con las chicas.

El mes de abril hacemos una pausa y volveremos con la tercera merienda el mes de mayo para hablar sobre menores sin referentes. Querrás venir? Escríbenos en: comunicacio@puntdereferencia.org.